Le hemos dado muchas vueltas a nuestro primer artículo del blog porque tenemos un montón de cosas que queremos compartir con vosotros. Al final hemos decidido empezar por lo básico; algunos consejos y tips para que hagas el cambio a la cosmética natural.

Si has decidido dar el paso, ya sea porque quieres probar cosmética nueva, como parte de un cambio de estilo de vida, porque te preocupa lo que tu piel puede absorber, o por simple curiosidad, estos son algunas de nuestras sugerencias.

  1. Lee los ingredientes

Sí lo sabemos, al principio da muchísima pereza, pero valdrá la pena. Empieza por aprender a detectar que NO deberías encontrar en tus cosméticos (derivados del petróleo, ftalatos, parabenos, PEG, MEA, TEA, DEA...) y con el tiempo buscarás ingredientes concretos que te gustaría encontrar ( Simmondsia chinensis, Cocos Nucifera, Leptospermum Scoparium, Ópuntia Ficus Indica…).

  1. Ve paso a paso

Comprendemos que cuando aprendas a interpretar los ingredientes y le eches un vistazo a lo que tienes en el baño, es probable que tengas una pequeña crisis y quieras deshacerte de todo, es normal, pero ve con calma.

No es necesario que te deshagas de todo tu arsenal cosmético de una sola vez, empieza por sustituir los productos que se te vayan acabando, y con el tiempo habrás sustituido todos tus productos.

  1. Probar, probar y probar

Lo has oído infinidad de veces, pero cada piel es única y no todas reaccionan igual, tienes que encontrar los productos que se ajusten a ti, y solo a ti. Por eso creamos diferentes set de muestras para que puedas probarlos y asegurarte que son los más  indicados para tu piel.

  1. Anímate a probar nuevas texturas

No tengas miedo de utilizar aceites y bálsamos, tengas la piel que tengas, solo recuerda que tienes que ajustar la cantidad a la necesidad de tu piel y elegir el más adecuado.

Te aseguramos que pronto estarás usándolos como limpiadores, hidratantes, en las mascarillas…

  1. Se paciente

Es fácil decirlo, pero todos queremos resultados inmediatos, así que recuerda la norma de 21 días para adquirir un nuevo hábito… Tu piel es igual y  necesita un tiempo para ajustarse y desintoxicarse, no te frustres, en muchos casos los efectos no serán inmediatos pero con el tiempo verás los resultados, y ¡merecerá la pena!

  1. Conservar tus productos

Los productos naturales tienen una caducidad más corta, pero te damos algunos trucos para que disfrutes de ellos durante toda su vida útil.

  • No los abras hasta que no los vayas a utilizar. Evidente ¿no? pero todos sabemos lo duro que es resistirse a no ¡abrirlos y probarlos!.
  • Simplifica, no acumules grandes cantidades del mismo tipo de producto. Sabemos que es difícil, nosotras tendríamos 20 de cada tipo.
  • Escribe en la caja, o en una etiqueta en el bote, la fecha en que lo has abierto.
  • Evita que les de la luz directa del sol y los cambios bruscos de temperatura. Nosotras preferimos guardar la mayoría de los productos fuera del baño para evitar las altas temperaturas y la humedad.

Recuerda que estas recomendaciones no pretenden ser ningún consejo dermatológico ni manual de uso, solo son una serie de consejos basados en nuestra propia experiencia.

Esperamos que esta pequeña guía te sirva de ayuda y recuerda que si tienes cualquier duda puedes contactar con nosotras vía chat, mandarnos un email o llamarnos.

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados